¿Cómo te sientes cuando alguien que ha sido dañino, cruel o moralmente corrupto es golpeado por una dificultad que lo hace sufrir? Nuestra tendencia natural es regocijarnos porque al final se ha hecho justicia. Jesús trata este tema en Lucas 13, 1-9. Los pecadores son hijos de Dios viviendo en la ignorancia de su verdadera identidad. Sufrir con Jesús por esta tragedia — ese es el don de la misericordia.

Descarga la transcripción

Extracto:

Jesús quiere que comprendamos que no podemos decir, realmente, que alguien es un “gran pecador” incluso si esa persona está haciendo más daño que cualquier otra, si es más anti cristiana que nosotros o que es, radicalmente, un malvado.

Cada persona ha sido creada a imagen y semejanza de Dios, incluso los peores. Aquellos que despliegan una imagen negativa son, de todas formas, amados por Jesucristo que murió por ellos. Es una tragedia que no vivan como la persona que Dios los creó para ser, porque eso daña a otros. Pero sería incluso una tragedia peor si nadie los invitara a volver sus vidas a Cristo amándolos como los ama él …

Todos los que han pecado contra ti son como la higuera de la parábola de Jesús. Si tienes acceso a ellos, él quiere que trabajes su tierra, que fertilices sus almas con amor y con la verdad del Evangelio enseñada por tus acciones y, cuando estén listos, por tus palabras. Él desea que les des una invitación, amable pero clara, a crecer en la dirección correcta.

Fíjate que Jesús no quiere que tengamos para siempre en el jardín un árbol muerto, desintegrándose.

Más episodios sobre Sanación >>

Mira qué más hay disponible en español >>


  • Visita nuestra página de podcasts de Podbean donde puedes elegir «follow» (seguir) esta serie y ser notificado cuando se agreguen nuevos episodios.
  • Para ver otros episodios, ve a gnm-es.org/podcasts.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments